PUMPKIN BREAD VEGANO -PAN DE CALABAZA-

Este pumpink bread o pastel de calabaza, es una versión -sana- del banana bread (pan de plátano) estadounidense. Se les llama panes, pero son más parecidos a un pastel por su textura húmeda y compacta. El pumpink bread se hace con calabaza asada. Durante estas fechas hasta Marzo o Abril (depende de si hace frío o si ya han subido las temperaturas) es muy común que en las casas valencianas siempre haya alguna calabaza al horno para preparar los tradicionales buñuelos de calabaza, o simplemente tomarla como postre.

Normalmente, este tipo de panes dulces se hacen con huevo y leche. Pero en esta versión he sustituido el huevo por gel de semillas de lino, algo que ya he hecho en otras ocasiones y funciona. Así es como los veganos eliminan el huevo en sus recetas. Una cucharada de semillas de lino por cada cucharada y media de agua equivale a un huevo. He usado harina integral de trigo, pero puedes usar otra harina integral como la de espelta, que contiene poca cantidad de gluten. Este pastel está mucho más bueno al día siguiente cuando su sabor se acentúa y la masa queda más compacta. Puedes conservarlo durante unos 5 días si lo envuelves en papel de film, aluminio o bolsa de plástico. Si no eres vegano, ponle un poquito de miel ;)

10 raciones aprox. | 60 minutos | papel vegetal para horno, molde rectangular, horno, tamizador o colador, molinillo para triturar las semillas de lino (opcional)

Ingredientes

  • 250gr harina de trigo integral
  • 200gr puré de calabaza (calabaza asada y machacada)
  • 50gr aceite de oliva virgen extra
  • 3 c/s semillas de lino molido  + 6 c/s agua (Sustituye a 2-3 huevos)
  • 30gr azúcar de coco (depende de lo dulce que te guste y lo dulce que esté la calabaza)
  • 3 c/s agave o miel ecológica
  • 200gr leche de almendra (a temperatura ambiente)
  • 2 c/c canela en polvo
  • 2 c/c levadura (Royal)
  • pizca de sal
  • canela y azúcar de coco para adornar

Preparación

  1. Tritura con un molinillo las semillas de lino y déjalas a remojo mientras preparas los otros ingredientes (quedará una masa gelatinosa, parecida a la textura del huevo)
  2. Enciende el horno a 170ºC
  3. En un recipiente, mezcla la harina con la canela, la levadura y una pizca de sal. Conserva.
  4. En otro recipiente, mezcla los ingredientes líquidos/húmedos: el aceite, el puré de calabaza, la leche de almendra, la agave/miel y la masa de lino con el azúcar de coco.
  5. Una vez bien integrados los ingredientes, ve añadiendo a la mezcla líquida la harina hasta conseguir una masa uniforme. Utiliza un tamizador o colador para la harina.
  6. Rellena el molde con la masa y espolvorea con canela y azúcar de coco por encima. Hornea a 170ºC durante 50-60minutos.
  7. Deja enfriar unos 10minutos para que asiente la masa y desmolda.
  • c/s= cuchara grande/ cuchara sopera.
  • c/c=cuchara pequeña/ cuchara de café/ cuchara de postre.
  • He acompañado este pastel con helado vegano de coco y horchata sin azúcar y nueces.

En la foto, acompaño el pumpink bread con helado vegano de coco y horchata (si azúcar, claro) y unas nueces por encima. Pero puedes tomarlo solo, con mermelada, con frutas o con lo que te apetezca ¡Éxito asegurado!

M.xx

HOJALDRE DE BERENJENA, MIEL Y PIÑONES

La Navidad. Son días de sacar la mejor cubertería, vajilla y preparar los platos más sofisticados y elaborados posibles y por haber para escuchar el deseado Ohh Mmmhh Ñaaam de toda la familia :) Durante estos días se pasan muchas horas en la cocina, muchas veces sin apenas tener tiempo. Por eso se agradece tener a mano uno de esos platos facilitos, resultones y que tanto gustan a los invitados. Esta es una tarta hojaldrada que siempre triunfa por el contraste dulce de la miel y salado del hojaldre y queso parmesano. Aunque no suelo utilizar la masa ya preparada, esta vez la ocasión lo merece, pero si te animas ¡también puedes preparar tu propia masa de pizza o de hojaldre!

4 personas | 15minutos | Molde para quiche o similar, horno

Ingredientes

  • 1 hoja de masa de hojaldre
  • 1 berenjena
  • 2 c/s miel
  • parmesano laminado
  • pimienta negra recién molida
  • escamas de sal marina (sal Maldón)
  • un puñado de piñones crudos (los tostaremos nosotros mismos)
  • 1 huevo batido (para pintar la masa)

Preparación

  1. Enciende el horno a 200ºC
  2. Lava y corta la berenjena en finas láminas circulares.
  3. Extiende la berenjena sobre una bandeja para horno con papel vegetal y añade un chorrito de aceite y sal por encima. Hornea durante unos 10 minutos mientras vas preparando el resto de ingredientes.
  4. Tuesta los piñones en una sartén.
  5. Lamina con un pelador o rallador el queso parmesano.
  6. Extiende la masa de hojaldre sobre el molde tal y como indica en las instrucciones del embase. Pincha el centro de la masa con un tenedor para que no suba y pinta con un huevo batido toda la masa.
  7. Saca la berenjena del horno y ponla encima de la masa, añade la miel, los piñones tostados y el parmesano laminado. Añade sal, pimienta y un chorrito de aceite.
  8. Hornea hasta que la masa quede dorada (en mi caso, 8-10 minutos). Sirve templada o fría ¡Disfruta!

M.xx

PESTO VEGANO -y más ligero-

Para elaborar un pesto más ligero, digestivo y vegano, sustituye el queso parmesano por cualquier otro fruto seco que te guste. En esta ocasión he utilizado almendra molida -apenas cambia el sabor del pesto tradicional-, pero también puedes sustituirlo por cualquier otro fruto seco crudo que te guste: como el anacardo o la nuez, para un sabor neutro; o el pistacho, que le dará un toque diferente.

Es una salsa muy simple de preparar, en menos de 5 minutos puedes tenerla lista y enriquece muchísimo un plato de pasta, unas verduras al horno, una ensalada… Además, es una manera genial para conservar la albahaca fresca, ya que suele estropearse muy pronto.

Si no tienes albahaca, prueba a prepararlo con rúcula ¡Te gustará!

Para 300gr de pasta | 2 minutos | mortero

Ingredientes

  • 8-10 hojas de albahaca fresca
  • 50gr piñones crudos (Puedes sustituir por anacardos, nueces o pistachos crudos)
  • 60gr almendra molida cruda
  • 1 pizca de escamas de sal marina (Sal Maldon)
  • 150gr aceite de oliva virgen extra
  •  1 ajo (opcional)

Preparación

  1. Machaca en un mortero los piñones; incorpora el ajo y vuelve a machacar; las hojas de albahaca, vuelve a machacar; y por último, incorpora la sal.
  2. Añade el aceite de oliva. Remueve.
  3. Incorpora la almendra molida y ajusta de sal. Mezcla la salsa con el mortero o cuchara y ¡listo! ¡Qué rico!

M.xx

GALLETAS DE ALMENDRA CON CHÍA

CookiesCukisTea

Estas son las galletas que voy a preparar para el día de Navidad, son veganas -no llevan ni huevo, ni leche- Contienen gluten por la harina de avena, pero puedes sustituirla por otra harina que sea apta para celíacos. Son lo más parecido a las galletas de mantequilla, el aceite de coco aporta la misma textura. Generalmente, este tipo de galletas llevan huevo, para sustituirlo, se puede hacer el preparado con semillas chía o con lino. Simplemente se calientan con agua y se deja reposar durante unos minutos hasta que se hidraten y queden gelatinosas. Esta vez, he probado con el azúcar de coco, pero se puede endulzar con estevia, sirope de agave, arce, melazas… Para adornar, he calentado 1/4 de tableta de chocolate blanco con coco (sin azúcar) al baño maría.

CookiesCukisLas galletas con forma de persona, las Gingerbread man, son originalmente de Inglaterra y cada vez más típicas en toda Europa. Su nombre traducido en español es “hombre de jengibre”, por su ingrediente principal. Pueden conservarse en una bolsa de plástico durante al menos una semana sin perder su sabor. También pueden romperse en pequeños trocitos tipo crumble y añadirlo a smoothies, yogures, cereales… Son ideales para cocinar en familia. La masa es muy fácil de preparar. Darles la forma y decorarlas es un entretenimiento en el que pueden colaborar los más pequeños de la casa.

30 galletas aproximadamente | 50minutos | Horno, cazuela pequeña, rodillo (opcional), moldes para galletas (opcional)

Ingredientes

  • 200gr harina de avena (Puedes moler tu mismo copos de avena en casa con un procesador, es lo mismo)
  • 4 c/s aceite de coco (puedes usar mantequilla)
  • 4 c/s manteca/pasta de almendra sin azúcar añadido (Puedes prepararla triturando las almendras en un procesador hasta formar una pasta)
  • 75gr azúcar de coco
  • 2 c/s semillas chía
  • 4 c/s agua
  • 2 c/s sirope de arce
  • 1/2 vaina de vainilla o 1 cucharita de extracto de vainilla
  • 1 c/s levadura
  • pizca de sal

Preparación

  1. Pon a calentar el agua con el sirope de arce y las semillas chía en una cazuela pequeña. Como es tan poca cantidad, con un minuto basta, es muy rápido. Luego, deja enfriar para que las semillas se hidraten y queden como un gel. Esta mezcla sustituye al huevo de muchas recetas tradicionales. Conserva.
  2. Enciende el fuego a 175ºC
  3. En un recipiente, mezcla la harina de avena, la sal y la levadura.
  4. En otro recipiente integra bien el aceite de coco con la pasta de almendra. Añade el azúcar de coco, la vainilla y el gel de las semillas chía. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta. Pasa la mezcla de harina, sal y levadura, por un tamizador y añade a la masa.
  5. Forma pequeñas bolas con la mano, pon un papel vegetal sobre la bola y aplasta con las manos, con un vaso o con un rodillo de cocina. Utiliza el molde que te guste para cortar las galletas o simplemente, deja la forma redonda…
  6. Hornea sobre una bandeja con papel para horno a 175ºC unos 6-8 minutos o hasta que estén doradas.
  7. Puedes adornarlas calentando chocolate blanco para fundir. Yo utilicé chocolate blanco con coco sin azúcar añadido. Con papel vegetal puedes hacer un pequeño cucurucho o utilizar una manga pastelera ¡Decora a tu gusto!

M.xx

CHOCOLATE CON LECHE DE AVENA ENDULZADO CON AGAVE

Si te gusta el chocolate a la taza tanto como a mi, éste te va a encantar. Si lo pruebas, cuesta creer que no lleva lácteos ni azúcar blanco. Puedes usar la leche vegetal que prefieras. Yo lo he preparado con leche de avena, pero si eres intolerante al gluten, escoge entre una bebida de arroz o de almendra, por ejemplo. Para espesar, utilizo goma xantana. Es un polvo color crema que se ha de mezclar con el cacao para evitar grumos. Hay que tener cuidado en no pasarse con la cantidad para que no espese demasiado y se convierta en una mousse. Con una puntita de una cuchara de café, es suficiente (un cuarto de la cuchara, más o menos). La goma xantana la encontrarás en tiendas especializadas, en algunas farmacias y cada vez en más herbolarios.

1 taza | 5 minutos | cazuela pequeña para calentar leche

Ingredientes

  • 150ml leche vegetal (avena, arroz, almendra…)
  • 3 c/c cacao en polvo sin azúcar
  • 3 c/c sirope de agave
  • 1/4 c/c goma xantana (Opcional. Si te gusta espeso)

Preparación

  1. Mezcla el cacao con la goma xantana.
  2. Lleva la leche vegetal a la ebullición. Apaga el fuego. Incorpora el cacao con la goma xantana y remueve hasta que no queden grumos.
  3. Pon la cantidad de sirope de agave que te guste, para mi, 2 o 3 cucharadas de café son suficientes. Prueba y ajusta el cacao y el agave.
  4. Mezcla bien los ingredientes. Si es necesario, vuelve a calentar el chocolate y sirve bien caliente.

Nota

c/c= cuchara de café

¡Advierto que vicia!

M.xx