PICOS Y CRACKERS SIN HARINA NI GLUTEN

Crackers y picatostes sin gluten

Opción saludable para evitar el pan en las comidas y acompañar sopas, cremas, hummus o ensaladas.

Contiene gran cantidad de fibra y resulta saciante por las semillas de girasol, comúnmente conocidas como”pipas” y por las semillas de sésamo. Destaca, sobre todo, el sabor de las semillas de girasol, con un toque salado -más o menos salado depende de tu gusto- Esto es lo bueno de cocinar “homemade”, que puedes cambiar las recetas a tu antojo. Esta vez he puesto bastante sal para que me quede tipo “saladito”, eso sí, he utilizado una sal de calidad: sal marina sin refinar. Depende de ti si quieres hacer unos picos con o sin sal o unos crackers, añadir semillas de amapola o lino, añadir ajo o jengibre… ¡Abre la puerta a la imaginación! Pero ten cuidado con el horno, debes vigilar mientras se hornean para que no se quemen.

Picatostes y crackers sin gluten

150gr aprox. | dificultad media-fácil | 15 minutos

Ingredientes

  • 100gr semillas de girasol peladas y crudas
  • 50gr semillas de sésamo crudo
  • 1 c/s orégano
  • 2 c/c aceite de oliva virgen extra
  • 3-4 c/s agua mineral
  • sal marina sin refinar

Preparación

  1. Precalentar el horno a temperatura media (150ºC en mi horno)
  2. Triturar las semillas de girasol y sésamo con la sal y las especias en un procesador hasta que se triture completamente y quede casi polvo (aproximadamente 2-3 minutos triturando)
  3. Añadir sin parar la máquina y una a una, las cucharadas de agua hasta que se forme una bola y quede una textura de masa. El agua debe estar a temperatura natural.
  4. Una vez lista la masa, dar forma con la ayuda de un rodillo de cocina o con las manos. Hacer formas de picos, cuadraditos o láminas finas para hacer crackers.
  5. Hornear a 150ºC durante unos 10 minutos o hasta que esté dorado, dando la vuelta al menos 1 vez a los 5 minutos. Controlar que no se queme.
  6. Dejar enfriar a temperatura ambiente y partir con las manos en el caso de que hayas hecho láminas finas.

Nota

  • c/c= cucharada de café
  • c/s= cucharada sopera
  • ¡Antención! Hay que estar muy pendiente del horno para que no se tueste más de la cuenta… La masa simplemente debe quedar ligeramente dorada. Si crees que está casi en su punto, puedes apagar el horno y aprovechar el calor residual un minuto más hasta que se dore un pelín si es necesario.

Monti

x

MUESLI DE AMARANTO Y CHOCOLATE PURO

Muesli casero de amaranto y chocolate

Me encanta el muesli pero no suelo comprarlo a menudo porque el que venden en supermercados lleva azúcares añadidos y contiene demasiadas calorías… En algunos herbolarios venden el muesli ecológico que no está mal, pero claro, prepararlo en casa sale mucho más económico, y además, puedes poner los ingredientes que te apetezca. Esta vez he probado un muesli de amaranto con pepitas de chocolate puro. Pero queda igual de rico con cualquier otro ingrediente como manzana, pasas, canela, pistachos, semillas de lino, coco, nibs de cacao… Para endulzar, he elegido el sirope de ágave, pero si te gusta más dulce, puedes utilizar miel, como en este muesli crujiente.

Muesli casero de amaranto y chocolate

Este muesli es rico en fibra y por su alto contenido de hidratos de carbono ofrece una importante cantidad de energía, ideal para tomar en el desayuno con yogur, leche, o solo.

Muesli de amaranto y pepitas de chocolate puro

En herbolarios y tiendas especializadas venden casi todo tipo de cereales y pseudo cereales hinchados como arroz, quinoa, mijo, avena o amaranto. Esta vez he elegido el amaranto para combinar con las pepitas de chocolate, avellanas y almendras.

El amaranto, al igual que la quinoa, es considerado un pseudo cereal, ya que tiene propiedades similares a las de estos, pero botánicamente no lo es. Entre sus propiedades destaca que es sin gluten, es muy rico en calcio, es un cereal de alto valor nutritivo y muy digestivo. Tiene un alto contenido de proteínas y hierro, por lo que las personas con dietas vegetarianas se beneficiarán de su consumo. Su grasa es rica en ácidos grasos esenciales.Pero cuidado, aunque el amaranto no contiene gluten, este muesli no es apto para celíacos porque lleva avena que sí contiene gluten.

Muesli de amaranto y chocolate puro

200gr muesli | fácil | 15minutos

Ingredientes

  • 45gr copos de avena
  • 45gr amaranto hinchado
  • 30gr avellanas tostadas enteras
  • 30gr almendras crudas enteras
  • 20gr pepitas de chocolate puro
  • 3 c/c aceite de coco
  • 3 c/c sirope de ágave
  • 1 plátano maduro machacado

Preparación

  1. Precalentar el horno a 170ºC
  2. Partir las avellanas y almendras con la ayuda de un martillo de cocina o con un cuchillo partir por la mitad (opcional)
  3. Mezclar en un bol la avena, el amaranto, las avellanas, las almendras con el plátano machacado. Mezclar bien y añadir el aceite de coco y el sirope de ágave.
  4. Una vez están todos los ingredientes bien mezclados, extender la mezcla sobre el papel vegetal sobre una bandeja para horno (es importante que la capa sea fina para que quede crujiente)
  5. Hornear a 170ºC durante 14minutos o hasta que quede dorado. Remover para que no se queme al menos una o dos veces.
  6. Dejar enfriar a temperatura ambiente y añadir las pepitas de chocolate
  7. Servir con yogur, leche, helado…

Nota

  • *c/c = cucharada de café
  • Se puede sustituir el sirope de ágave por miel sin que se note la diferencia. También se puede añadir más cantidad, ya que la medida que propongo en la receta no es demasiado dulce. Ten en cuenta que si lo mezclas con otros ingredientes, por ejemplo, con yogur, siempre puedes añadir más sirope de ágave, miel o cualquier otro endulzante natural a tu gusto.
  • Para que quede crujiente es importante que la capa de muesli sea fina y que se tueste sin llegar a quemarse. En mi horno, queda perfecto a 170ºC durante 14 minutos.

¡Espero que os guste tanto como a mí!

M. xx

 

TALLARINES CON ESPIRULINA Y SHIITAKE

Tallarines de Espirulina con Shitake

Hace poco subí a Facebook una receta de uno de los batidos que suelo hacerme para desayunar y os contaba los beneficios de añadir una cucharadita de spirulina en polvo a las comidas. Esta vez, he comprado en un herbolario tallarines con espirulina. Éstos concretamente, llevan un 1,5% de spirulina, el resto es sémola integral de trigo duro procedente de la agricultura ecológica. Su sabor es similar a la pasta integral pero con un sutil toque a mar y con las propiedades de esta alga verdi-azúl. También se puede encontrar en supermercados especializados o ecológicos.

Las setas Shiitake proceden de China y Japón o de invernadero, ya que no crecen en el suelo de España. Se encuentran en fruterías y supermercados especializados en hostelería durante todo el año y también las venden liofilizadas -bastante más caras- en herbolarios.

Setas Shiitake y Tallarines con alga Espirulina

Tallarines con espirulina

La spirulina es un alga microscópica y con forma de espiral -de ahí su nombre- rica en proteína, vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos y aminoácidos esenciales. Entre sus propiedades destacan la limpieza y purificación de la sangre y de las arterias, reducir el colesterol y equilibrar el azúcar en sangre. Contiene grandes cantidades de clorofila, poderoso anticancerígeno, energizante, depurativo y regenerador celular.

La seta Shiitake es la principal fuente de proteínas en la dieta oriental. Se considera un elixir de vida gracias a sus probadas propiedades medicinales. Su consumo mejora la circulación, disminuye el colesterol, fortalece el sistema inmunológico, favorece el control de la hipertensión y ejerce un potente efecto antioxidante que la convierte en un importante agente anticancerígeno.

Shiitake, espinacas, tomates secos y tomates cherry

El resultado, un plato completo con un ligero toque oriental y diferente, gracias a las setas Shiitake y el tamari (salsa de soja).

Tallarines con espirulina y shiitake

Tallarines integrales con espirulina, seta Shiitake y tomatitos

2 personas | 30 minutos | fácil

Ingredientes

  • 200-250gr tallarines integrales con espirulina
  • 300gr setas Shiitake
  • 100gr espinacas
  • 6 tomates cherry partidos por la mitad
  • 6 tomates secos en aceite
  • 3 ajos laminados
  • tamari (salsa de soja)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal marina sin refinar
  • semillas de sésamo negro y blanco para adornar

Preparación

  1. Cocer la pasta integral con espirulina durante 12 minutos (o según indique el envase)
  2. En una sartén, calentar 2 cucharadas de aceite y añadir los ajos laminados, el tomate cherry natural y las setas limpias y cortadas en cuatro trozos hasta dorar.
  3. Añadir las espinacas hasta que reduzcan. Cuando todas las verduras estén blandas, añadir la salsa tamari y sal al gusto (si es necesario, añadir un poco de aceite).
  4. Servir la pasta con las verduras, semillas de sésamo por encima y un chorrito de aceite.

Nota

  • Puedes preparar tus propios tomates secos. La receta: Tomates secos caseros
  • El tamari se puede sustituir por salsa de soja

M.xx

EL HUMMUS PERFECTO (y tahini casero)

El hummus perfecto

Después de ensayo a base de error ¡al fin logré la receta del hummus perfecto!

Hace unos años se ha vuelto muy popular en la cocina mediterránea el hummus, un plato original de la gastronomía de Oriente Medio -y yo una adicta desde que lo probé- Al principio lo compraba hecho pero desde que me he vuelto más consciente con la comida que consumo, he decidido hacerlo yo misma. En Internet hay millones de recetas, todas con la misma base: garbanzos, tahini (pasta de semillas de sésamo) y jugo de limón, pero cada una tiene una medida diferente y su toque personal. Yo he probado varias y nunca me había quedado tan rico, ni yo tan contenta con el resultado.

El hummus es ideal como plato para compartir y combinar con verduras crudas o asadas, pan de pita, tostadas integrales o incluso ensaladas. Además, es una manera sana de comer legumbres, fuente de proteína de gran calidad. Contiene ácidos grasos insaturados (ácido linoleico y ácido oleico) necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo -su falta se asocia con enfermedades coronarias y el colesterol-. También destaca por la cantidad de hidratos de carbono saludables que nos aporta energía, y por la fibra, que ayuda a depurar nuestro organismo y mantener libre de toxinas, así como un correcto funcionamiento del aparato digestivo.

Para compartir | fácil | 15 minutos

Hummus

Ingredientes

  • 250gr garbanzos cocidos (peso escurrido)
  • 1/2 – 1  zumo limón (según gusto)
  • pizca de comino
  • pizca de sal marina sin refinar
  • 2 c/s tahini casero (receta más abajo)
  • 30gr aceite de oliva virgen extra
  • agua mineral (1 dedo de vaso)
  • pimentón dulce
  • olivas aragonesas (opcional)

Preparación

  1. Triturar los garbanzos, el zumo de limón, el tahini, aceite de oliva y la sal  (utilizar un procesador de alimentos o batidor eléctrico)
  2. Añadir un dedo de agua de un vaso (o hasta que quede con la textura deseada)
  3. Ajustar el aceite, sal, jugo de limón y agua, según gusto.
  4. Servir frío con un chorrito de aceite por encima, pimentón dulce espolvoreado y olivas aragonesas.

Tahini casero

Ingredientes

  • 100gr semillas de sésamo crudas
  • 25gr aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Dorar las semillas de sésamo en una sartén sin aceite hasta que comiencen a saltar (esparcir bien las semillas).
  2. Una vez doradas, triturar con el aceite de oliva en el procesador de alimentos.
  3. Añadir agua si es necesario hasta que quede una pasta.

 

Nota

*c/c = cucharada de café

*c/s = cucharada sopera

*También se puede comprar el tahini ya hecho en un herbolario o supermercado ecológico.

Espero que a partir de ahora también penséis que habéis encontrado el hummus perfecto :)

M.xx

ENSALADA DE GARBANZOS CON HUEVO ECOLÓGICO

Ensalada de garbanzos

Hoy os traigo una ensaladita cargada de proteína para acompañar las comidas de verano: refrescante, fácil y muy nutritiva.

Los garbanzos forman parte de las legumbres, que según la FAO debemos consumirlas entre 2 y 4 veces a la semana, dependiendo de la actividad física y de la edad. En ocasiones, durante el verano nos olvidamos de tomarlas y solemos imaginar un cocido o sopa cuando pensamos en garbanzos, lentejas… Sin embargo existen numerosas combinaciones frías como esta Ensalada de garbanzo con huevo ecológico, como una opción para incluir las legumbres en nuestra dieta de verano.

En general, las legumbres contienen un 22 por ciento de proteína y buena cantidad de vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina y niacina) que ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía entre otras propiedades; además, son más ricas en hierro y calcio que la mayoría de los cereales. El perejil contiene minerales como el hierro, potasio, calcio, magnesio y zinc. También ácido fólico y vitamina C. Es diurético, depurativo y favorece la digestión. El consumo de cebolla se considera muy benéfico para la salud por tener propiedades diuréticas y bactericidas. Estimula la digestión, el sistema circulatorio y respiratorio.

Calidad de los huevos ¿Cómo elegir?

Eso sí, muy importante consumir huevos ecológicos de gallinas criadas en libertad. La producción ecológica se denomina a las técnicas que excluyen todo tipo de productos químicos, dando lugar a todos los alimentos con sus propiedades completamente naturales.

Código marcado en el huevo

Para elegir el huevo de calidad es fundamental conocer el código marcado en el huevo. El primer dígito indica la forma de cría de las gallinas (0=ecológico 1=campera 2=suelo 3=jaula) Las dos letras siguientes el estado miembro de producción (en el caso de España es “ES”) y el resto de dígitos indica la granja de producción.

Ensalada de garbanzos

Para compartir | fácil | 5 minutos

Ensalada de proteína con garbanzos, cebolla, huevo duro ecológico y perejil

Ingredientes

200gr garbanzos cocidos
1 cebolla dulce o cebolleta en taquitos
1 huevo ecológico duro en taquitos
perejil picado
1/2-1 jugo de limón
sal marina
aceite de oliva virgen extra

Procedimiento

  1. Mezclar los garbanzos con la cebolla, el huevo duro y el perejíl picado
  2. Aliñar con el jugo de  1/2 o 1 limón (según gusto), aceite de oliva y sal marina
  3. Servir frío

Nota

*Este plato esta más buenísimo de un día para otro porque la cebolla y garbanzos absorben el aceite, limón y perejil. Se puede preparar unas horas antes de servir o en el momento. Aunque se debe tener en cuenta que cuanto más macere, más sabor.
*Como siempre cuando utilizo legumbres, prefiero hervirlas en casa antes que comprarlas de lata o cristal. En esta receta os cuento como cocer legumbres con alga Kombu para un extra de minerales: Ver receta
*La cebolla que utilizo es cebolla de Figueres (cuando estoy por Barcelona) En Valencia compro cebolla dulce, porque no me gusta sentir el sabor tan fuerte… Éstas son dulces y tiernas para comer en crudo.
*La diferencia de esta ensalada tan simple la marca la calidad de los productos que elijas. Para mi, fundamental los garbanzos cocidos en casa (no de bote ni lata, aunque siempre se puede recurrir si hay prisa)
*Puede servir como entrante, aunque yo siempre que la hago es como acompañante o para compartir en la mesa

INSPIRACIÓN: Garbanzos con bacalao desmigado, plato portugués.

M.xx